Artículos de la categoría: General

Aprovechando el buen tiempo y que apetece salir a pasear, no podéis dejar de venir al Mercat de Segona Mà de Sant Fost de Campsentelles para el próximo 29 de Mayo. El evento está organizado por  Voluntariat Social per Sant Fost  y nos podeis encontrar en el Parc de Can Corominas, ubicación aquí 

 

General
hace 1 semana

¡Comparte!

¡Vuelve la 2ª edición de la feria FostAnimal a nuestro pueblo! Recordamos que este acto es una iniciativa para promover los derechos de los animales a través de una fiesta, con el objetivo de concienciar a la ciudadanía sobre la importancia de cuidar a las mascotas y la tenencia responsable.

La jornada pasada la gente pudo disfrutar de los desfiles de perros en adopción, de los concursos caninos, de las exhibiciones de perros de rescate y de una exposición de animales invertebrados, así como diversas actuaciones de la colla bastonera i les escoles de dansa Pas a Pas i l’Assaig.

Este año, con la mejora de la situación epidemiológica, la Concejalía de Bienestar Animal prepara una segunda edición que incluirá las mismas actividades que la anterior, pero esta vez se incluirán unas nuevas como el concurso de agility, foodtrucks, la Patrulla Canina y mucho más.

La feria FostAnimal se hará el próximo 3 de abril en la Plaza de la Villa de Sant Fost de 10 ha 15 h. Además, en este acto colaboran las entidades sanfostenes ADA, ADYLA, Alara Exótico, Binomis y muchas más que velan por los derechos de los animales.

FostAnimal, ¡la fiesta animalista de Sant Fost!

 

Para conocer la ubicación, puedes hacer clic aquí

 

 

 

Organizado por:

General
hace 2 meses

¡Comparte!

Estamos tan acostumbrados a celebrar los pequeños éxitos como si fueran grandes victorias, que cuando conseguimos una, nos tenemos que pellizcar las mejillas varias veces para que todo esto no sea un sueño.

No es una tarea fácil poner a tantas partes de acuerdo, ya que además de colaborar de manera conjunta las entidades animalistas de nuestro pueblo, hemos recibido el apoyo del Ajuntamiento de Sant Fost de Campsentelles a través de la Regidoría de Benestar Animal (concejalía de Bienestar animal) que se ha encargado de la sanitización de los contenedores, adaptación y pintado, y del Consorci de Residus del Vallès oriental, que es el organismo responsable de la gestión de residuos orgánicos de la comarca, que es quien ha cedido los contendedores.

El proyecto como tal, consistía en adaptar contenedores de fibra de vidrio y con doble entrada-salida para los gatos, y una puerta lo suficientemente grande para que podamos entrar los alimentadores y colocar el pienso, el agua o las mantitas para que no pasen un invierno tan duro.

Contenedor en su ubicación definitiva junto a la señalización municipal de colonia controlada

Esto es un auténtico paso de gigante para nosotros, porque son varios los objetivos que conseguimos de una sola tacada. Los beneficios que obtenemos son claros:

  • Alimentación controlada. Se evita dejar los comederos y bebederos a merced de la intemperie: la lluvia estropea la comida, el viento arrastra los comederos y vuelca el alimento y al estar en un lugar visible, es devorado por palomas, tórtolas y si es zona ajardinada, por las hormigas.
  • La higiene. Al estar en un espacio controlado, nos facilita la limpieza de los comederos por no estar expuestos en el apartado mencionado anteriormente.
  • Refugio. Los inviernos son duros para nuestros gatos, y más cuando son mayores o padecen alguna enfermedad. Al estar dentro de un espacio cerrado y protegido, con mantas y alimentos mejoramos notablemente su calidad de vida.
  • Visibilidad. La ubicación de estos contenedores repartidos por el pueblo, nos hace visibles a nosotros y a nuestras colonias, ya que mucha gente desconoce la gravedad de la situación de las colonias urbanas felinas y nos va a permitir que aumente la sensibilización por parte de nuestros vecinos.
  • Institucionalización. Es un gran paso, ya que la implantación de los contenedores por parte del ayuntamiento es un reconocimiento y un apoyo a nuestra labor, lo que nos reafirma en nuestras tareas después de tantas ocasiones en que nos han dado ganas de tirar la toalla.

Dos de los contenedores entregados en el acta de presentación a los medios locales

De izquierda a derecha: Acto oficial entrega de llaves: Miguel (Adyla), Pere Raspall (Regidor promoció economia y cooperació), Montserrat SanMartí (Alcaldesa), Angélica (AdA) Albert Bastida (concejal bienestar animal), Maika (ADA)

No podemos decir que seamos pioneros en la implantación de los contenedores, ya que en poblaciones de Catalunya como Abrera, El Prat, Esparraguera, Sant Boi, Sant Just Desvern y en otras comunidades como Navarra, Guadalajara, A Coruña, Valencia, Murcia están implantados, y cada vez hay más municipios repartidos por toda la península que lo están haciendo.

No contamos que de la noche a la mañana se nos llenen de gatos nuestros contenedores, pero sabemos que además de desconfiados son muy curiosos, solo es cuestión de tiempo en que los podamos ver dentro disfrutar de una cálida camita.

Os animo desde aquí, a que impulséis a vuestros ayuntamientos que secunden estas iniciativas a través de la economía circular, ya que todos vamos en el mismo barco. Procurar el bienestar de las colonias es objetivo de todos.

ADYLA

Por seguridad debes rellenar el formulario en menos de 60:00 minutos.

Puedes contactar con nosotros mediante el siguiente formulario.

Todos los campos con * son obligatorios

¡Comparte!

General
hace 5 meses

¡Comparte!

Esta es una de esas historias que merecen ser contadas, de las que tienen final feliz a pesar de las adversidades. 

No son muchas las alegrías que recibimos porque nuestra labor no es una tarea fácil, y tampoco reconocida por muchas administraciones locales y/o autonómicas. Anteponemos el bienestar animal por encima de todo, dedicando todo nuestro tiempo libre (incluso el que no tenemos) para conseguir nuestros objetivos. Esta es una de esas ocasiones que ves compensado el esfuerzo porque te hace creer que todavía hay esperanzas, y mucha gente buena en el mundo.     

Esta es la historia de Yushi.

Esta pequeña fue encontrada por un vecino de Sant Fost en la calle junto a su hermano a mediados de mayo del año pasado. Estaba desnutrida y débil y de su madre, no había ningún rastro. Si hubieran permanecido más tiempo en esa situación, habrían muerto irremisiblemente. 

Ambos nos llegaron como se ven en las fotos, dos pequeñas bolitas de pelo asustadas y hambrientas, pero con muchas ganas de vivir. La hembra, nuestra pequeña Yushi presentaba algunos problemas de movilidad, pero dado el estado en que llegó y unido a su temprana edad, entendimos que era un poco “torpona”.

No habían pasado aún diez días, cuando esos problemas de movilidad empiezan a preocuparnos (ver vídeo) e iniciamos un examen más exhaustivo de su estado de salud y a nuestro pesar nos confirman las sospechas: tiene hidrocefalia.

Esta enfermedad consiste en la acumulación de líquido cefalorraquídeo (LCR) dentro de la bóveda craneal, y se desarrolla bien una por mayor producción de LCR, por una disminución de la absorción del líquido que no permite que llegue bien a la circulación sanguínea o una obstrucción del flujo. Lo más probable es que fuera congénita y heredado de la madre, bien mediante una infección vírica o alteraciones del feto.

Con el tratamiento adecuado y según el tipo de hidrocefalia (disfunción cognitiva, comportamiento anormal o del equilibrio y otros síntomas) pueden responder bien y tener una buena calidad de vida. Pero el problema en sí y la que más nos preocupaba, es que la hacía poco “atractiva” para los posibles adoptantes.

Pero si lo hubo.

Como hacemos habitualmente, dimos difusión en nuestras redes con muchas dudas de lo que iba a ser de ella, ya que no tenemos refugio. A finales de septiembre de ese mismo año, nos contactó Alexandra desde… ¡Pontevedra!

Sabían de su situación y estaban decididos a adoptarla ¡era una oportunidad de oro! Pero estaba el “pequeño” inconveniente de la distancia desde Sant Fost a Nigrán, que eran más de 1000km. Al final, se toma una decisión satisfactoria para ambas partes, consistente en hacer la mitad del recorrido cada uno, y entregar a Yushi en Burgos. Gracias a nuestro compañero Pablo y un amigo, se embarcan en un viaje con menos problemas de los que cabría esperar y con la satisfacción de haber contribuido en el bienestar de nuestra pequeña.

Un año después, Alexandra nos envía estas preciosas fotos para que apreciemos lo guapa que está, y bien acompañada de sus nuevos hermanos peludos.

Si algo nos enseña la vida, es que, a pesar de los inconvenientes y las dudas, nunca debemos perder la fe. Sabemos que en alguna parte hay alguien dispuesto a abrir su corazón y adoptar a un peludo. Nuestra misión, encontrarlos.  

 

Disfruta de tu nueva vida, Yushi.

General
hace 6 meses

¡Comparte!

Cuando ¡por fin! uno de nuestros amigos de cuatro patas (o dos) es adoptado por una familia, estamos culminando el trabajo y el esfuerzo de muchas personas que, de manera desinteresada han dedicado su tiempo, su amor y su paciencia.

No resulta fácil explicar mediante palabras, el conjunto de emociones que nos embargan: pasamos de la alegría y la ilusión por su nueva vida, a la tristeza por entregar una parte de nuestro corazoncito en cada animal adoptado. Y es que se les coge cariño, mucho cariño.

Y es que detrás de cada uno de ellos hay una triste historia que contar. Han sufrido abandono, malos tratos, han nacido en un sitio en donde nadie los quería o simplemente, se han cansado de ellos.

En algunas ocasiones, nos encontramos con personas interesadas en adoptar, pero que reculan cuando les hablamos de los costes de adopción. Se suelen sorprender de que tengan que pagar para la adopción, o que para facilitar la misma, no nos hagamos cargo nosotros de las facturas.

La adopción como tal, conlleva unos gastos veterinarios que se aplican al adoptante. Nosotros no podemos hacernos cargo por la sencilla razón de que carecemos de recursos. Además, es lo habitual en la mayoría de pequeñas asociaciones.

Es cierto que las asociaciones y en particular nosotros, Adya, ponemos todo nuestro empeño y ganas en dar una nueva vida a nuestros peludos, pero antes de la adopción, se debe seguir un protocolo, ya que para adoptar no es llegar y decir algo así:

  • Hola buenas señoras de asociación animalista, quiero un perro porque me aburro mucho
  • ¡Por supuesto! ¿Qué tamaño? ¿raza? ¿De algún color en particular?
  • Ese mismo, el negro, que me combina con todo
  • Aquí lo tiene, ¿se lo enjaulo o se lo lleva puesto?

 

Surrealista, ¿verdad? Pues aún hay gente que piensa que es así de simple…y no, esto no funciona así.

 

Los pasos a seguir (si se adoptara un gato) vienen a ser los siguientes:

Conocer al adoptante y cuestionario previo

Adoptar no es un capricho o una decisión que se deba tomar a la ligera, por eso queremos conocer el perfil del adoptante. Es importante saber si tiene otros animales en casa, si tiene experiencia previa con el animal que va a adoptar, el espacio disponible o las condiciones en donde vivirá el animal adoptado. En ocasiones, es posible que se haga una visita a domicilio o un video de presentación de lugar en donde va a vivir. Algunos les pueden resultar excesivo, pero desgraciadamente, son demasiadas las veces que nos encontramos que a las pocas semanas de la adopción nos devuelven el animal adoptado porque “no es lo que buscaban” o porque no se ajustan a sus necesidades…a riesgo de parecer repetitivos, nuestra principal función es satisfacer las necesidades de nuestros animales, encontrarles un hogar que les den una segunda oportunidad y que sean felices en su nueva vida. No procuramos el bienestar de las personas, sino de nuestros peludos.

Quizás esto nos limite el número de posibles adoptantes, pero nos ofrece mayores garantías

Contrato de adopción

Si el futuro adoptante reúne los requisitos, se le envía un contrato de adopción que nos tiene que devolver firmado. En este contrato se estipulan una serie de obligaciones que si bien algunas parecen de Perogrullo (cuidados, alimentación, responsabilidades, etc,) es necesario la confirmación tácita del adoptante.

Vacunas y Cartilla de vacunación

Con una correcta vacunación, minimizaremos la posibilidad de que contraigan las enfermedades mas comunes. Lo habitual es vacunarlo la primera vez con la trivalente felina (Rinotraqueitis, Paleuncopenia y Calicivirus)

Mas conocida como la gripe felina, y muy frecuente entre los cachorros entre las 6 y 12 semanas de vida, también causante de la enfermedad del virus del herpes felino (FHV)

Esta enfermedad nos trae de cabeza entre las colonias felinas. Es altamente contagiosa (especialmente entre los miembros más jóvenes) muy resistente en el entorno y con una alta tasa de mortalidad. Los síntomas más conocidos son vómitos, deshidratación grave, fiebre, depresión, anorexia y diarrea.

Aunque sus síntomas pueden ser muy parecidos en un principio a la gripe felina, la infección es más leve. El calicivirus felino (CVF) puede causar úlceras en la lengua de los gatos y producirle neumonías. Lo peor es que debido a la inflamación bucal, tendrá problemas para comer, lo que agravaría su estado de salud. También muy frecuente entre las colonias felinas, ya que se contagian a través de la saliva de un gato infectado por compartir los comederos.

Esta vacuna es la básica, pero si además el gato tiende a salir de casa (algo que no recomendamos) también se debería vacunar contra la leucemia felina. El contagio se puede producir a través de la saliva, por mordeduras, orina o heces de otros gatos infectados.

Desparasitación

  • Externa

Eliminación de parásitos que viven en la piel, siendo los más frecuentes las pulgas y las garrapatas

  • Interna

Eliminación de gusanos intestinales.

El método mas utilizado es la pipeta Stronghold

Chip de identificación

Capsula de la medida de un grano de arroz, que se inyecta debajo de la piel a la altura de la nuca. Contiene información esencial y cada chip es único. El implante es obligatorio ya que los ayuntamientos obligan a censar a los animales en caso de pérdida o robo

Esterilización

Por un lado, evitaremos que el adoptante utilice el animal para la cría ilegal. Y por otro que, en caso de abandono o pérdida, pueda tener camadas que acaben en la calle.

 

El coste total para la adopción para una gata hembra es de 150€, y de un gato macho son 125€ e insistimos, estos gastos corresponden a los gastos veterinarios, nosotros no ganamos nada con ello.

Confiamos que después de leer esto hayas podido despejar todas tus dudas. Y si piensas en adoptar, no dudes en darte una vuelta por nuestra web y consultar los animales que tenemos listos para adoptar.

 

Ellos te lo agradecerán. Y nosotros, también  ♥

Por seguridad debes rellenar el formulario en menos de 60:00 minutos.

Puedes contactar con nosotros mediante el siguiente formulario.

Todos los campos con * son obligatorios

¡Comparte!

General
hace 8 meses

¡Comparte!

Vania y Otto tienen 12 años y durante 11 y 8 años respectivamente, fueron víctimas de la ignorancia de un humano, su propietario, y el pasotismo del veterinario que los atendía eventualmente ya que su percepción de lo que necesita un ser vivo no humano son un plato de pienso y muchos metros de cercado, vacunarlos una vez al año y curar la infección de oídos de Otto con agua de Tomillo... Con eso, según ellos, estaban bien atendidos y eran felices.

No entendemos como podía alguien y más un profesional veterinario, no ver el sufrimiento en sus ojos, como se les quebraba el cuerpo cuando andaban por el dolor que sentían, en concreto Vania 😔
Estuvimos cuatro años intentando que las autoridades los decomisaran, varias instancias puestas y nada...cartillas en regla, chip, techo, comida y agua. Para que necesitaban más!!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llegó el día en que ya no eran útiles para el fin por el que fueron adoptados, acompañar al vigilante, así que por fin conseguimos su cesión, le habían dicho que con lo mal que estaban y lo mayores que eran los debería sacrificar pero al "bondadoso" propietario le daba pena, mejor dejarlos en ese cercado, sin medicación para el dolor ni antibióticos para sus infecciones, así hasta que murieran, que no hubieran tardado mucho 😭
Todavía recordamos los ojos de Vania cuando los tuvimos muy cerca...estaba tumbada, tenía muchísimo dolor debido a la artrosis, tanto que ni tan siquiera podía sacudirse. Sus ojos estában muertos, tenía la mirada completamente perdida, solo quería desaparecer.

 

 

 

 

 

 

Otto tenía mucho dolor en los oídos, una infección crónica por tantas infecciones pasadas sin tratar adecuadamente.

     

     

Desde hace ya 4 meses Vania y Otto están en un refugio, allí los atienden, cuidan y miman muchísimo y su calidad de vida ha mejorado al 100x100, Vania incluso trota!, aunque hay que tener en cuenta que el estado en el que salieron de su cárcel era de abandono y los dos tienen patologías crónicas que no han sido tratadas durante años. Pero nuestro sueño y nuestra promesa hacia ellos, es llegar a encontrarles una familia que pudiera y quisiera cuidarlos y quererlos los poquitos años que les queda de vida, que por fin tengan esa familia de que nunca tuvieron.

Actualmente Otto tiene una infección crónica de los oidos, de la cuál esta en tratamiento y seguimiento. También ha tenido una infección en la cara que han tenido que sedar y drenar.

         

Vania desde que fue rescatada presenta un bulto, posiblemente un sarcoma, en su pata trasera. Estamos valorando la opción de operarla ya que después de hacerle citología y darle una tanda de cortisona se ha puesto en tensión y más grande.

Es por eso que necesitamos URGENTEMENTE UNA CASA DE ACOGIDA para ellos dos, ya que no pueden separarse🧡 Sant Fost de Campsentelles y alrededores

 

Necesitamos más madrinas y padrinos para cubrir sus gastos menusales.

Únete con un mínimo de 5€/mes

CaixaBank
ES22 2100 2433 1301 0050 5403

Bizum: 622895425
(Indicar concepto)

Por seguridad debes rellenar el formulario en menos de 60:00 minutos.

Puedes contactar con nosotros mediante el siguiente formulario.

Todos los campos con * son obligatorios

¡Comparte!

General
hace 8 meses

¡Comparte!

Lo sabemos, siempre te han gustado los perros. Desde que eras pequeñito has tenido uno en casa. Es un amigo fiel, obediente, compañero inseparable y muy inteligente ¿Quién no ha enseñado alguna vez a su perro a dar la patita?

Una vez aprendido esto, empiezas con ordenes sencillitas y le enseñas a que se quede quieto, a que se haga el muerto y a que coma solo cuando le autorices. Y ya te vienes arriba, y pruebas con las más complejas para que te traiga las zapatillas en la boca cuando te sientas en tu sofá favorito, saque la basura por la noche, friegue los platos…. quizás no podrá con todos, pero más de uno te lo dejará brillante a lengüetazos. Es tu mejor amigo y hará lo imposible para complacerte.

Pero de un tiempo a esta parte, empiezas a oír aquello de los beneficios de los gatos y te atrae la idea. Tu por supuesto no tienes ni idea de como son, ni de su comportamiento y mucho menos, de sus pautas de comportamiento. Por eso nosotros vamos a intentar explicarte desde aquí que es un gato.

Para que te hagas una idea, un gato se parece a ese vecino tan simpático y locuaz que se acaba de mudar a tu comunidad. Un día se presenta en tu casa pidiendo una tacita de arroz contándote una película de por qué no tiene arroz en casa, otro día te pedirá un cartón de leche, el Cola Cao y los Donuts para desayunar con los mismos argumentos peregrinos. Cuando quieras darte cuenta, lo tienes en casa cenando todos los días.

Con los gatos te pasará algo parecido, tu crees que llega un nuevo miembro a la familia y eso no es así. Asúmelo desde este momento: tu estarás pagando la hipoteca, pero la casa es suya.

¡Ah! Y olvídate de querer enseñarle a que haga cosas como el perro, porque eres tu el que tienes que complacerle a el ¿te gusta pasar muchas horas delante del ordenador? A el también, sobre todo cuando estas delante de la pantalla. Hará como que está distraído, que la cosa no va con él, que pasaba por allí…pero ahí lo tienes, con el culo delante de tu cara o sentado encima del teclado. No olvides que lo más importante es el y no le estas prestando la atención suficiente.

Todo gato en su interior lleva un ángel y un demonio. Empiezan siendo adorables bolas de pelo que dan ganas de acariciar, de achuchar por lo esponjosos y blanditos que son, pero que olvidamos que sus hermanos mayores son los grandes felinos y aunque sus uñas no tengan la capacidad de destriparte, si las tienen para que te lleves unos cuantos puntos y una hermosa cicatriz.

Pero eso no es lo que habitualmente ocurre con tu nuevo amigo peludo, muy mal le tienes que caer para que te arañe, ya que si le estas agobiando lo podrás observar mediante su lenguaje corporal: mueve la cola de lado de lado, como lo haría un perro, pero con movimientos más suaves.

La experiencia de tener un gato es tan maravillosa como tener un perro. Pero desde el primer momento hay que dejarlo bien claro: son sensaciones diferentes e interacciones diferentes con su familia y el entorno.

Los gatos no hay que sacarlos a pasear como los perros ni te van a dar la patita cuando se la pidas…a no ser que saquen algo a cambio. Los perros quieren complacer a sus amos, los gatos quieren complacerse a si mismos. Reconocen su nombre, pero te puedes dejar el gallillo llamándoles que a la hora de la siesta no te van a responder (y pueden llegar a dormir hasta 16h diarias) para recordarlo de repente a la hora de la comida. Es parte de su encanto: “Yo voy cuando quiero, no cuando me llamas”.

Con respecto a la comida, los mininos son diferentes a los perros. Lo perros se lo comen todo, mientras que los gatos son digamos mas “selectivos” con lo que comen. Puede que les encante una comida y de pronto la rechacen porque se han cansado

 ¡y evita que coma rápido!

Su sistema digestivo es muy delicado, y de hacerlo, te va a acabar regurgitando la comida sin digerir por el pasillo. Ellos saben distinguir muy bien entre un trocito de jamón dulce de paletilla ibérica 5 estrellas en todo su jugo, al jamón de york de barra que estaba de oferta en el Super de la esquina. Créeme, no lo vas a engañar.

Luego están los juegos. No, no te va a traer el palito en la boca como Firulais y dártelo en la mano, ellos son más de correr por los pasillos a la una de la madrugada dando saltos sobre la cama mientras suelta un agudo ¡miaooooo! Si tienes problemas cardiacos, adopta una tortuga (estas no son de correr mucho)

 

Y ya que hablamos de infartos, el sofá, las cortinas nuevas, tu sillón favorito…no importa si te has gastado 300€ en un árbol rascador con tres plantas, solárium y cama con cojines de pluma de ganso, ya sabe que tendrás que aguantarte el corazón con los dientes, para que no se escape del susto que te vas a llevar cuando se esté rascando en el sofá. Sabe que te duele y disfruta con ello.

Eh, no todo va ser esto, también se te subirá encima y mientras te abraza te ronroneará para que se te pase el disgusto mirándote a la cara con sus ojillos brillantes. Es el perfecto manipulador.

Y eso es porque son muy inteligentes ¿Sabías que el gato solo se comunica con maullidos con los humanos? Con sus congéneres no hace falta porque ya se entienden entre ellos con su lenguaje corporal, pero ellos son capaces de modular diferentes tonos en función de como vayamos aprendiendo, y así sepamos exactamente lo que quieren. Por supuesto, de vez en cuando irá girando la cabeza para asegurarse de que le sigues y que estas entendiendo sus instrucciones.

Y ya que hablamos de inteligencia, son capaces de aprender abrir puertas mediante la observación. Aún no han aprendido a echar la llave al cerrar, pero eso es porque no tienen bolsillos. ¡Y cotillas, son muy cotillas! ni la vieja del visillo que diría José Mota alcanza tal nivel de chafardeo. 

 

Se pueden pasar la tarde mirando la calle desde las rejillas de un balcón, o mirando a través de la ventana.

Por todas estas cosas y más, los queremos con locura y con esta breve entrada queremos hacerte llegar nuestra pasión por ellos, también queremos aprovechar la oportunidad de dar las gracias a todos los adoptantes de Adyla, haciendo un collage con los animales que han adoptado desde nuestra asociación.

 

 

 

 

Puede que no estén todos los que son, pero si son todos los que están.

 

Y recuerda: siempre que puedas, adopta.

General
hace 8 meses

¡Comparte!

Resumir en unas pocas líneas las tareas que realizamos desde Adyla nos resulta complejo, pero una de las que más tiempo nos ocupa, es la atención que dedicamos a las colonias urbanas felinas.

Cuando hablamos de bienestar animal, lo usamos en el amplio sentido de la palabra. Sabemos que no podemos conseguir que todos los gatos dejen de convivir en nuestras calles, pero si podemos intentar socializar el máximo número de ellos con la tarea impagable de las casas de acogida. A los que continúan viviendo en ella, les proporcionamos comida, agua, atención veterinaria y si tenemos la disponibilidad de espacio privado o público, un cobijo.

Atender a las colonias urbanas felinas requiere tiempo y mucho amor. A veces no apetece salir por la tarde o por la noche porque hace mucho frío o calor, o porque te gustaría dedicar tu tiempo libre a otras cosas, pero explícale eso a esos mininos que te están esperando desde hace horas para poder cenar. Se es voluntario, pero adquieres un compromiso moral con ellos. Y te lo agradecen ¡y de que manera!

Al principio no te conocen y huyen, después toleran tu presencia, luego se te acercan, te huelen, ¡se te restriegan y…se meten en tu coche!

Pero vives con el corazón en un puño sabiendo que sus condiciones de vida son muy duras, que al día siguiente cuando hagas recuento, rezas para que no falte ninguno, que no hayan enfermado y muerto en cualquier rincón, ni atropellados o un sinfín de peligros por sus condiciones de vidas. Solo respiramos tranquilos cuando los vemos aparecer otro día, con su rabito en alto saludándote.

Esto lo asumimos dentro de su “normalidad”, ya que la mayoría de ellos no alcanzaran los cuatro años de vida (un gato doméstico de media vive 15 años) pero de todos los riesgos a los que están expuestos, al que mas tememos es al envenenamiento.

Los sentimientos que más nos asaltan son de rabia e impotencia. El acto en si es un acto de cobardía que denotan falta de sensibilidad y respeto. No solo nos aflige la muerte de estos animales, sino la sensación de que algunos individuos no han comprendido la misión de las asociaciones animalistas, ni que seguramente esos animales que le molestan son los descendientes de otros gatos que abandonaron vecinos suyos con la misma sensibilidad.  Y como ya comentábamos en el otro artículo “Alimentar a una colonia urbana” agrava el problema, porque otros gatos ocuparan su lugar (¿recuerdan el efecto vacío?) que no estarán controlados, que habrá que volver a esterilizar y hasta entonces su número sea probablemente mayor en población que la colonia que acaba de exterminar. Lo único que acaba consiguiendo, es agravar el problema.

Antes de comenzar a tratar de protocolos, es importante saber que cualquier persona puede denunciar casos del maltrato animal. Básicamente hay dos tipos de denuncias: denuncia administrativa y denuncia penal. Nuestro código penal ya lo contempla, porque no es lo mismo abandonar un gato en una colonia (art. 337 bis) que  podría ser una denuncia administrativa, que un envenenamiento (art. 336) que sería una denuncia penal que podría conllevar incluso a penas de prisión. Puedes descárgate desde aquí los modelos de ejemplo de denuncia administrativa y denuncia penal.

Y hay que darle la importancia que tiene, porque un envenenamiento además de ser un caso de maltrato animal, también: es un delito contra la salud pública y medioambiental. Contra la salud pública porque ese animal puede haber estado en contacto con animales domésticos (sabemos lo que les gusta a nuestros amigos salir a reconocer su territorio) y quedar impregnados con esa sustancia en la piel que una vez en casa, puede transmitir a otros animales o incluso a los niños que jueguen con ellos. Y medioambiental porque depende de la sustancia, puede contaminar a las plantas y/o pasar a las aguas públicas.

El envenenamiento de una colonia feral pone el peligro la salud de todos.

 

Actuación en caso de envenenamiento

Se sabe que una colonia ha sido envenenada porque varios miembros de esta – en muchos casos todos- están muertos por la zona. Según la sustancia su aspecto puede denotar gran sufrimiento, vómitos previos, diarreas y sangrado. Hay muchas imágenes por internet, por lo que no vamos a subir en esta sección fotos ya que no consideramos que sea necesario.

Si te encuentras en esta situación, lo más importante que tienes que saber es que no debes tocar nada.

Toma fotos de los animales, comederos y cualquier cosa que consideres que no debería de estar allí, observa toda el área y anótalo o grábalo en audio con el móvil.

Autoridades y servicios locales.

Dado que el bienestar animal es competencia municipal, debería estar presente el alcalde o concejal correspondiente para tomar nota. Puede que se deriven gastos de necropsias o de limpieza con medios específicos del área afectada.

Si no eres el alimentador, ponte en contacto con la asociación correspondiente y los alimentadores.

El veterinario, para que eche un vistazo y realice un primer informe (este mismo informe puede servir para la realización de la denuncia)

La policía local, que debería tener un protocolo de actuación o una mínima formación para manejar estas situaciones.

Cuerpos de seguridad

112, aunque digan que no son competentes si que lo son, ya que pueden derivar hacia la policía local y otros cuerpos de seguridad (Mossos d’Esquadra en Catalunya, Guardia Civil, Policía Nacional…)

062 o Seprona de la Guardia Civil, que es el cuerpo especializado en conservación del medio ambiente y de la naturaleza. Tienen medios y capacidad adecuados para recoger muestras de los posibles restos del veneno.

091 de la Policía Nacional

A través de internet, para ello utilizando la aplicación ALERTCOPS

 

En la mayoría de los casos, puede que solo sea necesario una llamada a la policía local o al 112 para que ellos se encarguen del resto, ya que es presumible que tengan un protocolo de actuación definido o tan bien ilustrado como este del Ayuntamiento de Alcoy.

 

¿Y si el animal aún está vivo?

Hay que llevarlo urgentemente al veterinario, evitando tener contacto directo con su pelo recogiéndolo con una manta o toalla. Solicitar el informe veterinario y las facturas para denunciar ante el Ayuntamiento.

 

Esperamos que nunca te encuentres en esta situación. Es muy grande la tarea de concienciación que se realiza desde Adyla y del Ajuntament de Sant Fost, con respecto a la convivencia y Bienestar animal. La mayoría de las personas entienden que la protección animal no es solo de “cuatro locas de los gatos”, no estamos exentos de encontrarnos con individuos sin escrúpulos que no mediten las graves consecuencias que pueden tener sus actos.

General
hace 9 meses

¡Comparte!

Antes de continuar, tenemos que hacer hincapié que la tarea en sí no es solo alimentar una colonia de gatos urbanos o ferales, también aplicar correctamente el método CER, controlar la salud procurando el bienestar de esa colonia y rescatar a los posibles animales susceptibles de ser adoptados.

 

En alguna ocasión nos han preguntado como alimentar un grupo de gatos que merodean unas obras, o que quieren alimentar a un grupo de gatos urbanos en una determinada localidad y no saben como empezar. Lo primero que tienes que saber es que, en las ordenanzas municipales de la mayoría de los ayuntamientos, dar de comer en la calle a gatos u otros animales urbanos no está permitido, es sancionable y contraproducente. Alimentarlos sin control solo vamos a conseguir perpetuar la superpoblación y con ello, empeorar la situación.

Los gatos urbanos como ya hemos mencionado en otros artículos, son de la misma especie que los gatos domésticos y llevan conviviendo con nosotros casi 10.000 años. Sus dueños se beneficiaban de su instinto depredador natural porque ahuyentaban a las ratas y otras pequeñas alimañas y estos a su vez, les proporcionaban cobijo y alimento.

Una de tantas leyendas urbanas que existen en la actualidad, es que los gatos “se buscan la vida” y esto es una verdad a medias, ya que es cierto que  se pueden alimentar de lo que les proporciona el entorno natural, la realidad es que no hay alimentos para todos y dependen de nosotros para  subsistir.

Aunque es España estamos avanzando en bienestar animal, todavía estamos un paso por detrás de los países de nuestro entorno. La conciencia social  no es nueva, pero la aplicación de métodos éticos por parte de nuestros municipios, es mejorable. En ciudades como Barcelona colectivos vecinales  han contratado los servicios de empresas privadas o directamente, como Bunyola especializadas en plagas (las colonias de gatos no se consideran  como tal) trasladando gatos de una zona a otra o simplemente, encerrándolos en jaulas. Esto no soluciona el problema, pero ya hablaremos de ello en otro momento.

En mi ciudad hay gatos abandonados en la calle y quiero darles de comer ¿Cómo lo hago?

Si te preguntas esto, es porque habrás observado merodear en parques, zonas ajardinadas o cruzando fugazmente por la calle algunos mininos. Para  hacerlo vas a necesitar un permiso municipal, y para eso hay que dirigirse al departamento o concejal de Bienestar Animal o de medio ambiente que  corresponda a tu municipio…pero después. Por muy buenos argumentos que tengas y por muy buena voluntad de hacerlo por parte de ayuntamiento,  sin aportar datos o más información, no te van a autorizar.

Primeros pasos

Asegúrate de que esa colonia no esté ya gestionada por alguna asociación local, buscando información por las redes sociales. En caso de que no  hubiera, busca los puntos de concentración de mininos, y trata de contabilizarlos. Por naturaleza, los gatos ferales son desconfiados de los humanos y  tratarán de evitar cualquier tipo de contacto, por eso debes mantener una distancia prudencial.

El ruido de las ciudades, el tráfico, el movimiento de las personas dificulta su avistamiento, por eso las mejores horas para hacernos una idea del  volumen de esa colonia es al amanecer o si es posible por la noche, que es cuando están más activos.

 En la medida de lo posible, cuantifica el número de machos y hembras. Por lo   general y salvo excepciones, las llamadas carey (como la de la foto) y las de   tres  colores o más son hembras. En algunos casos también son más pequeñas,   pero no asumir esto como regla ya que he visto algunas que nada tienen que   envidiar en tamaño a la “pantera de Granada.

 Reúne estos datos y elabora un documento con la ubicación, número de la población, camadas (si las hay) y el número de hembras y machos y ahora   sí, ya podemos ir al Ayuntamiento. No tiene que ser una información cien por cien precisa, pero si que tiene una aproximación para que el   ayuntamiento pueda calcular los gastos veterinarios de esterilización y en su caso, destinar una partida económica.

 El Ayuntamiento ya tiene toda la información ¿ya les puedo dar de comer?

 Si tienes la autorización municipal y reúne todos los requisitos que te soliciten, SI.

 Hay dos maneras de hacerlo:

  •  A título individual

 Llegando a un acuerdo de colaboración o convenio con el Ayuntamiento de acuerdo a la Ley del voluntariado

  •  Como una asociación

 Creando una asociación sin ánimo de lucro

 Nosotros recomendamos crear una asociación, ya que te va a permitir recibir subvenciones (previa memoria anual de actividades) y para eso se   necesita un mínimo de tres personas para conformar una asociación, redactar unos estatutos y hacer un acta fundacional. Aunque parezca algo   complicado no lo es, se pueden encontrar navegando plantillas conformadas con los Estatutos. El registro se puede hacer online en la comunidad   autónoma a la que perteneces, pasando esta los datos de la asociación al Registro Nacional de Asociaciones.

 Solicita al Ayuntamiento que os proporciones carnet o documentos de alimentador de colonias urbanas, y que coloque carteles informativos indicando   la ubicación de la misma

 Ubicación de los comederos

 Las colonias felinas están muy jerarquizadas, conformándose grupos que estrechan fuertemente sus lazos y evitando la llegada de nuevos individuos.   Hay grupos que no se mezclan con la colonia de al lado (aunque esté a cien metros) por lo que al menos ya deberías contar con dos comederos   separados o más, en función del número de animales.

Pon la comida a la misma hora. Los felinos son animales de costumbres, y si mantienes en mismo horario, estos saldrán a la “hora de comer”. Esto te va a ayudar para saber cuantos gatos conforman la colonia, y gestionar de manera más eficiente las capturas y esterilizaciones.

No intentar tocarlos. No te conocen y no se van a acercar a la comida mientras estés delante, apártate unos metros (o escóndete según sea el caso) para observarlos y poder obtener un registro.

Si la ubicación lo permite, los comederos deben estar en alto y apartados de la vía pública. Si no es posible, que no estén muy a la vista de los transeúntes. El alimento principal debe ser pienso seco, que aporta un alto valor proteico y el agua debe de estar siempre limpia.

Los comederos y bebederos se deben limpiar cada vez que se rellenan.

Aportar comida húmeda como complemento. No siempre van a disponer nuestros peludos de agua fresca (a no ser que estemos las 24h allí), por lo que comer pienso seco sin agua, a la larga puede producirles problemas renales. Aportar comida húmeda disminuye este problema, pero se la han de comer al instante, retirando todo el sobrante una vez satisfechos. Evitaremos malos olores y problemas vecinales.

Para saber el gasto en pienso seco que vas a tener (base de su alimentación diaria) un gato adulto consume de media unos 60 gr. En Adyla gestionamos alrededor de 290 gatos, lo que supone una media diaria de 17-18kg de pienso, y más de 500kg al mes (sin contar gastos veterinarios)

Por eso hacemos todas las asociaciones tanto hincapié en la recogida y donaciones de alimentos…

Conflictos vecinales

Esto es un tema delicado, ya que poca gente le gusta tener una colonia de gatos debajo de su casa: épocas de celo, peleas territoriales, olores de marcaje…vamos a dar algunas respuestas de las quejas más habituales:

  • La comida atraerá a las ratas

Es una de las quejas más habituales. Ya hemos dicho que los gatos son depredadores naturales, y aunque estén bien alimentados mantendrán las ratas lejos por su instinto depredador.

  • Foco de infección

No hay ninguna evidencia que los gatos supongan un riesgo para la salud pública. Enfermedades populares como la toxoplasmosis se contagia principalmente por verduras mal lavadas, o mal higiene después de trabajos en jardinería. El gato una vez que elimina el parásito en las heces, genera una respuesta inmune.

La rabia está oficialmente erradicada en España desde 1978

Los contagios por arañazos no son habituales, ya que acostumbran a huir antes que atacar.

  • Me molestan y hacen mucho ruido por las noches

Por eso estamos ahí. Alimentando esa colonia podemos saber su número, esterilizar a sus miembros y adoptar aquellos que sean susceptibles de ello con la intención, de que con el tiempo se reduzca la población.

  • No alimentarlos aquí

No es conveniente cambiar la ubicación de una colonia felina, trasladándola otro lugar, ya que lo único que conseguiríamos provocar el llamado “efecto vacío” que es la ocupación de la zona por otros gatos cercanos y aprovechar sus recursos. Con el riesgo añadido que deja de ser una colonia controlada y tenemos que empezar otra vez de cero.

Nunca se debe discutir con los vecinos de la zona, siempre hay que promover el diálogo y la educación ciudadana.

Se quedan muchas cosas en el tintero porque no pretendíamos hacer una extensa relación de actuaciones, pero si poner una pequeña base si se parte desde cero.

Si necesitas más información o te surgen dudas, puedes ponerte en contacto con nosotros, ¡estaremos encantados de responderte!

General
hace 9 meses

¡Comparte!

Antes de explicar cómo aplicar correctamente el método CER y de como se ha de capturar un gato sin acabar desollado en el intento, debemos hacer repaso primero como se encuentra el marco jurídico español y de cómo se aplica a las colonias felinas urbanas.

¿CER o CES?

Aunque se ha usado indistintamente ambos términos, el correcto sería CER (captura-esterilización y Retorno) ya que la S de CES significa suelta, y esto se hace para evitar confusiones, ya que el animal se debe retornar al lugar de origen y no soltarlo al lado de un gallinero repleto de orondos pollitos o en medio de la plaza Mayor del pueblo. Esto se debía a una mala traducción de las siglas en inglés TNR al traducir la R como Reselase (suelta o lanzamiento) en vez de Return (retornar)

Gato de colonia feral

Lo primero que debemos saber, es que los gatos de nuestras calles pertenecen a la especie de gato doméstico y por lo tanto, tienen los mismos derechos y consideración que los gatos que habitan en nuestras casas. Así lo contempla nuestro código penal (B.O.E.) y son los ayuntamientos los que deben velar por su bienestar.

¿Por qué es importante esta consideración?

Pues que dentro del marco legal y como se menciona anteriormente, el abuso, maltrato, abandono o incluso el envenenamiento de los gatos ferales, tiene las mismas consecuencias penales que hacerlo con los gatos de nuestros hogares.

¿Si esto es así, por qué no todos los ayuntamientos llevan el control de esas colonias?

A día de hoy, regular las colonias felinas es una cuestión de voluntad política, no hacerlo no tiene una justificación legal alguna. El problema de fondo es que en la Legislación estatal no están reguladas las colonias de gatos, no hay un registro de colonias felinas como tal (ni a nivel autonómico) y solo tres comunidades autonómicas se han atribuido competencias de Bienestar Animal en sus Estatutos de Autonomía: Andalucía, Cataluña y Canarias. Como regular el CER es una competencia local, muchos Ayuntamientos no lo aplicaban por desconocimiento o por falta de interés.

Afortunadamente, cada vez son más los Ayuntamientos que están modificando sus ordenanzas para la implementación del método CER y aunque no hubiese ordenanzas, se puede aplicar CER sin que existan las mismas, tanto a título personal, como entidad de protección animal (eso sí, siempre con el permiso o la tolerancia municipal) como ejemplo podemos citar el municipio de Yecla (Murcia) a través de la protectora Spandy sin tener un marco normativo municipal específico.

Otros municipios van más allá y además de aplicar CER, implantan microchip en lugares como Cartagena, Torre Pacheco, San Javier (Murcia) San Fulgencio (Comunidad Valenciana), Las Rozas (Madrid) aunque las leyes autonómicas no les obliguen a ello. Y esto sólo por citar algunos ejemplos…

¿Tiene validez como método científico para controlar la población gatuna?

¡Por supuesto!

Ya existe un dictamen del Consejo de Estado que avala como método científico eficaz mediante el CER en la ciudad de Ceuta (por cierto, la primera en España en regularlo)

Además de diferentes asociaciones veterinarias como AVATMA y GEMFE han publicado sendas guías que avalan la esterilización de gatos de colonias felinas y recomendaciones para su manejo ético.

¿Cómo se puede demostrar que un municipio lo aplica correctamente?

En este artículo ya hemos visto ejemplos de municipios que gestionan de manera eficaz este método, además de la involucración de asociaciones de veterinarios y protectoras. Pero si se quiere ir un paso más allá, los Ayuntamientos pueden sacar la certificación Norma UNE 313001:2016 acreditada por AENOR que además de quedar chulo, demuestra que hacen una gestión eficaz del CER

Vale, muy bien ¿Y como cazo a un gato?

Aquí queríamos llegar. Perdonar todo el argumentario anterior que hemos intentado simplificar, pero hay que dar razones de por qué se encierra a un gato y les cortamos el rollo. Lo primero y lo más importante es tener una asociación o entidad personal, un Ayuntamiento informado y un montón de gatos con ganas de pasárselo bien.

Un gato feral, urbano o asilvestrado (que no silvestre) no se va a dejar coger de buenas a primeras por un desconocido, y de intentarlo, comprobarás con que rapidez y destreza es capaz de manejar sus garras para dejarte los brazos con mas arañazos que tu coche en un parking público. Para esa misión existe la jaula-trampa.

Para entender cómo funciona una jaula- trampa, puedes ver el video que hemos subido a continuación.

Por supuesto, el gato no va a entrar ahí porque sí. Son curiosos, pero no tontos. Para eso es muy importante contar con la colaboración de los alimentadores de la colonia para dejarlos en ayuno durante unos días y al cabo de los mismos, aparecer con la jaula y con comida apetecible en su interior (preferiblemente húmeda o paté)

El tiempo de ayuno depende de varios factores, pero lo más habitual es esperar unos 3-4 días. Más días va a depender del estado de salud de los gatos de esa colonia, pero no es nada recomendable prolongar por tiempo indefinido el ayuno hasta la captura, porque se corre el riesgo de que entren en lipidosis hepática. Consultar con los veterinarios municipales sobre esta cuestión, ya que las valoraciones sobre los riesgos corresponden hacerlo a profesionales veterinarios.           

Y… ¡Por fin! Tenemos el gato en la jaula. Se recomienda SIEMPRE una vez capturado, tapar la jaula con una manta, sabana o toalla, ya que el encierro le va a provocar mucho estrés. Los gatos son seres muy sensibles, el exceso de estrés pueden provocar la caída de sus defensas naturales llegándole a provocar incluso, la muerte. Debe permanecer el mínimo tiempo posible en la jaula hasta el retorno a su lugar de origen en la colonia.

 

¿Y si quiero cazar a un gato específico?

Todas las asociaciones pasamos por ese trago, cada una lleva una estrategia diferente, pero por lo general, vamos a requerir de mucha paciencia, voluntarios, tiempo y energía. No siempre va a entrar el gato que queremos, y corremos el riesgo de que si cazamos el que no es y lo soltamos al momento por estar ya esterilizado, los demás van a tener la mosca tras la oreja y van a dudar mucho para entrar ahí, por lo que se vienen ciclos de ayuno, de guardias nocturnas o de madrugones.

Es curioso, que tenemos robots por la casa que barren, hornos pirolíticos que se limpian solos… ¡pero no he visto ningún fabricante que venda jaulas-trampas con mando a distancia! Por Youtube hay manitas que las hacen (nosotros tenemos una) y van geniales para que se cierre solo cuando el gato que queremos atrapar se mete dentro, ya que nosotros controlamos el cierre de la misma.

Espero que esta información te sea de utilidad, pero si quieres saber más, puedes acceder a este informe elaborado por Raquel López Teruel mediante suscripción aquí

General
hace 9 meses

¡Comparte!